Retrato: Barbara de Matos, socia de franquicia de Mallorca Sur

Barbara de Matos, portuguesa de nacimiento, se ha criado entre Portugal y Alemania, país en el que fue escolarizada. En 2004 empezó a trabajar como agente inmobiliario por cuenta propia en Kaiserslautern, Alemania, pero su amor por el sur la llevó de nuevo a instalarse cerca del mar. En abril de 2011 llegó a Mallorca y, en agosto de ese mismo año, adquirió la licencia de franquicia de Porta Mallorquina para la zona de venta para el sur de Mallorca.

En la actualidad, esta portuguesa de 33 años vive con sus dos hijos, de 4 y 11 años de edad, en la idílica y pequeña ciudad de Llucmajor, donde regenta la tienda inmobiliaria de Porta Mallorquina en la Ronda del Migjorn 115. Le encanta pasear por los mercados semanales, encontrarse con sus amigos en uno de los numerosos cafés y descubrir las maravillas de la isla con sus hijos.

Barbara de Matos, socia de franquicia de Porta Mallorquina en Mallorca Sur

Barbara, ¿qué tiene Mallorca de especial para usted?

Sin lugar a dudas, su diversidad. Se puede llegar fácilmente a cualquier sitio: las montañas y el mar están prácticamente en la puerta de casa. La oferta de ocio ―ya sea deportiva, cultural o nocturna― y la calidad de vida de Mallorca me parecen muy atractivas. Aquí, bajo el sol mediterráneo, se trabaja de forma mucho más relajada y se conoce a gente muy diferente e interesante.

Si Mallorca fuera una pieza musical, sería…

¡ONE de U2! O te gusta, o no te gusta.

¿Qué sitio enseña en primer lugar a las visitas?

El Mhares Sea Club en el Puig de Ros. Desde su plataforma natural con piscina y su restaurante chill-out-lounge se disfruta de unas vistas magníficas y cuenta con una oferta extraordinaria de actos y espectáculos (desfiles de moda, música en directo, etc.).

¿Cuál es su restaurante favorito de Mallorca?

Las Sirenas en el puerto náutico de S´Arenal. Es un excelente restaurante de pescado situado al lado del mar.

Como portuguesa, vivir en Mallorca es…

…. ¡Un trocito de hogar! El estilo de vida mediterráneo y el amor por las cosas sencillas.

Barbara de Matos con sus dos hijos

Escribe una respuesta