Doble castigo: En tiempos de pandemia los estafadores tienen más éxito

Los pisos de vacaciones para trabajar desde casa en un lugar diferente están muy de moda. Pero nunca haga negocios como alquiler vacacional de forma privada si no conoce a los supuestos propietarios.

de Stefanie Claudia Müller

Pablo Cerda, de 40 años, se ha topado con muchos actos delictivos y le ha tocado leer mucho sobre jugadas sucias y trampas en su profesión de actor y cineasta; pero ahora él mismo se ha convertido en víctima de una estafa en Madrid, la capital española por lo demás muy segura. Así como hay perfiles falsos en los portales de citas, donde los estafadores se aprovechan de la soledad de la gente, hay bandas que usan anuncios falsos para atraer a trotamundos como Cerda, que no tienen tiempo de mirar directamente los apartamentos y también tienen el dinero necesario para pagar por adelantado.

El artista vive y trabaja en Santiago de Chile, pero por razones profesionales suele residir en otros lugares por periodos cortos de tiempo. A menudo los estafadores dicen que ellos también viven en el extranjero y por eso no pueden concertar una cita para visitar la propiedad, sino que envían las llaves por correo. En ciudades como Berlín, también hay casos en los que te invitan a visitar el apartamento, pero después de haber recibido el depósito cambian las cerraduras o resulta que otras personas ya viven allí.

Siempre visite un piso personalmente antes de alquilarlo!

Siempre visite un piso personalmente antes de alquilarlo!

 

En realidad los estafadores inmobiliarios siempre usan el mismo truco. Los apartamentos son muy bonitos y muy baratos, lo que llama inmediatamente la atención. La supuesta nueva casa de Cerda también estaba situada en el distrito de moda de Madrid, en el Barrio de las Letras. Por un alquiler mensual de 500 euros, el estudio habría sido una verdadera ganga. Encontró el anuncio en el portal inmobiliario idealista – líder del mercado en España. El 80 por ciento de la empresa ha sido vendida recientemente a inversores por 1,3 mil millones de euros.

«¿Quién hubiera pensado que allí no se controla nada?»,

dice Cerda, quien ha presentado una denuncia ante la policía, e incluso ha ido hasta la dirección que le dieron, pero alguien más vivía en el supuesto apartamento:

«De repente me di cuenta de lo bien tramado que estaba todo»,

dice Cerda.

Nunca alquile en privado sin haber visto el apartamento

La experta en inmuebles vacacionales Claudia Haubner advierte a sus clientes una y otra vez:

«Si busca una residencia para las vacaciones o una estancia larga en el extranjero no debe nunca contactar al propietario en privado, y ciertamente no debe hacer ningún pago por transferencia bancaria; siempre debe actuar únicamente a través de un portal de alquiler conocido, que garantice la seguridad de todas las operaciones y que asuma la responsabilidad en caso de fraude».

Lo bueno de las agencias inmobiliarias reconocidas como Porta Mallorquina o las agencias de alquiler vacacional como Porta Holiday es que conocen muy bien sus propiedades. Con otros proveedores como Airbnb, la transacción no pasa por el supuesto propietario del apartamento o casa, sino directamente por el portal. Esto proporciona transparencia a los datos de ambas partes. En cambio con los portales de anuncios como Idealista, todos los datos del propietario y el inquilino se almacenan digitalmente. Con los sistemas de calificación de huéspedes y anfitriones, se evitan las grandes decepciones al momento de la llegada, porque ambos tratarán de comportarse lo más correctamente posible para no perjudicar su reputación.

Lo bueno de las agencias inmobiliarias reconocidas como Porta Mallorquina o las agencias de alquiler vacacional como Porta Holiday es que conocen muy bien sus propiedades.

Lo bueno de las agencias inmobiliarias reconocidas como Porta Mallorquina o las agencias de alquiler vacacional como Porta Holiday es que conocen muy bien sus propiedades.

En el caso de Cerda, sin embargo, no había ni propietario ni apartamento: «La supuesta propietaria me escribió que vivía en Tenerife, con muchos datos personales que deberían haberme generado algunas sospechas». Él mismo se sorprende de su ingenuidad en esta situación. Pero después de haber perdido su depósito de 1000 euros, se ha vuelto muy desconfiado en su búsqueda de un apartamento: «Ahora siempre iré a ver el apartamento u  operaré a través de portales donde la agencia conozca a los propietarios».  Este es el caso, por ejemplo, de Porta Mallorquina, donde sólo se publican anuncios de su propio portafolio. La experiencia de Cerda ha sido aún más dolorosa después de la dura cuarentena en España, que el artista ha pasado en una pequeña habitación en Madrid: «Después de dos meses de estar encerrado, anhelaba luz y espacio. Todo es muy caro y los requisitos son enormes para los autónomos como yo que buscan un apartamento por un año. Creo que esa es una de las razones por las que he caído en la trampa.»

Aumento de las denuncias por estafa durante la pandemia

El ciberexperto español José Ignacio San Segundo López ha informado a la agencia de noticias Efe de un claro aumento de este tipo de fraudes. En algunos casos, como el de Cerda, se muestran las direcciones, los nombres completos y los números de teléfono de los propietarios para crear confianza. Pero una vez que se cierra el trato, no se puede llegar a nadie por esta vía. Especialmente durante la cuarentena en España, cuando los agentes inmobiliarios no podían trabajar y no era posible hacer visitas, las estafas aumentaron.

«Sobre todo cuando se trata de súper ofertas con fotos impresionantes, se debe chequear dos veces para ver si el anuncio es real»,

advierte el oficial de policía San Segundo López. La policía española logra desenmascarar constantemente algunas de estas bandas, pero incluso en este caso las víctimas no suelen volver a ver su dinero. Por eso aconseja:

«Una forma de protegerse es copiar las fotos del apartamento y ponerlas en los motores de búsqueda».

Si aparecen allí en otro contexto, son fotos «robadas». Mientras tanto, los estafadores se han vuelto tan descarados que también roban fotos de intermediarios como Porta Holiday, lo que luego daña la reputación de las agencias serias.

Los estafadores también están activos en Alemania

Los anuncios falsos no son un problema exclusivo de España. El truco funciona en todo el mundo. El centro alemán de atención al consumidor advierte que, como en el caso de Cerda, los datos son espiados a través del contacto con los clientes. El chileno incluso ha enviado estados de cuenta para probar su liquidez. Usando el nombre de portales inmobiliarios como fotocasa, los estafadores envían cada vez más correos electrónicos de «phishing» para espiar a los clientes. Normalmente se les pide que se conecten con sus datos a un portal inmobiliario conocido mediante un link. Sin embargo, al hacerlo, terminan en una página de inicio de sesión falsa. Los archivos adjuntos también pueden contener virus. Cerda también se le ha preguntado sobre su profesión por correo electrónico. Él ha dado información de buena voluntad, porque le parecía comprensible que la propietaria quisiera protegerse si no lo veía en persona.

Deike Werner, de Berlín, informa que durante su búsqueda de apartamento en la capital alemana se le ha solicitado en varias ocasiones una copia del pasaporte o información salarial por adelantado: «Antes de pagar el depósito, me di cuenta de que algo iba mal porque no podía ver el apartamento y era difícil localizar al propietario».

Foto del anuncio falso con que estafaron a Pablo Cerda.

Foto del anuncio falso con que estafaron a Pablo Cerda.

Aunque el cofundador de idealista, Fernando Encinar, advierte en una entrevista acerca de estos estafadores inmobiliarios, Cerda cree que los grandes portales como éste no pueden simplemente librarse del tema:

«Tienen que verificar a sus clientes, ya sea con algoritmos que comprueben la autenticidad de las fotos o de los datos. Después de todo, se trata de propiedades y no de pequeños artículos vendidos en ebay, donde al menos los daños pueden ser previsibles».

Aunque Cerda ya ha superado la conmoción y el disgusto por su propio error, el chileno todavía espera encontrar a los estafadores:

«La policía está tratando de atraparlos a través de la cuenta bancaria, donde se da un nombre completo».

Pero su dinero podría ser irrecuperable:

«En cualquier caso, esta dolorosa experiencia me ha servido de inspiración para futuros guiones».

Escribe una respuesta